Impacto 107.3

domingo 2 de octubre de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 20.37°C | ST: 19.66°C

Dólar hoy: | Dólar blue:

La oposición lamentó la decisión del juez Rafecas de desestimar la denuncia del fiscal Nisman

El radical Enresto Sanz sostuvo que la presentación «merecía otro final». Laura Alonso y Patricia Bullrich hicieron hincapié en que es apelable. Elisa Carrió fue la única que apuntó contra el magistrado
En el fallo publicado hoy, el juez Daniel Rafecas afirmó que «no hay un solo elemento de prueba, siquiera indiciario, que apunte a la actual Jefa de Estado respecto a una instigación o preparación (no punible) del gravísimo delito de encubrimiento por el cual fuera no sólo denunciada sino también su declaración indagatoria requerida».

El diputado nacional Manuel Garrido (UCR) relativizó hoy la decisión y aseguró que «hay algunos puntos que son debatibles», como la continuidad de «las circulares rojas» de Interpol que piden la detención de los ciudadanos iraníes sospechados de haber participado en el atentado a la AMIA.

«No me sorprendió el fallo de Rafecas porque entra dentro de lo posible, es una resolución fundada que seguramente va a ser apelada», apuntó el legislador, quien advirtió que el magistrado resolvió que «no hay mérito para abrir la investigación basándose en argumentos jurídicos y pruebas que el fiscal (Pollicita) no ha tenido a la vista».

Su compañero de bancada Ernesto Sanz opinó que «la denuncia de Nisman merecía otro final». Y opinó: «Un mínimo de compromiso con la realidad obligaba, por lo menos, a producir algunas pruebas antes de desestimar la denuncia como hizo Rafecas».

Desde el bloque Unión PRO, las diputadas cercanas a Nisman Laura Alonso y Patricia Bullrich dijeron que «respetan» la decisión del juez. Sin embargo, Alonso se apuró por Twitter a aclarar que «el fiscal puede apelar» y «los imputados siguen imputados». En sintonía, Bullrich reconoció que espera una apelación. Las afirmaciones no son casuales: si el expediente llega a la cámara, entrará en acción la misma sala que declaró la inconstitucionalidad del memorándum con Irán.

La única que apuntó contra el magistrado, quizás como era esperable, fue la diputada Elisa Carrió. «La designación (de Wado de Pedro como secretario de la Presidencia) seguramente es producto de haber negociado con el juez Rafecas la desestimación de la denuncia del fiscal Nisman y de la acusación de Pollicita, ya que éste estaba acusado ante el Consejo de la Magistratura por su actuación en el caso Boudou», disparó.