Impacto 107.3

sábado 25 de junio de 2022

Bella Vista: Nubes | Ahora: 13.74°C | ST: 13.31°C

Dólar hoy: $ 129,15 | Dólar blue:$ 226,00

Luis D’Elía no se arrepiente sobre su llamado a «fusilar» a un opositor venezolano

El piquetero kirchnerista justificó sus polémicos dichos sobre el dirigente Leopoldo López. Además, se mostró de acuerdo con el pedido de la Presidente de debatir los cortes de calles en las protestas.
Varios días pasaron de la publicación del polémico mensaje en twitter, haciendo un llamado al fusilamiento del opositor Leopoldo López, del que este lunes volvió a explicar que «no estoy arrepentido de la frase, él dice todo el tiempo que quiere derrocar a Maduro. Y él no es un opositor político. Es un agente de la CIA que puso bombas, que mató personas, es un hombre que generó mucho daño».

Además, el dirigente de MILES se refirió a las palabras de Cristina Kirchner al inicio de las sesiones del Congreso, quien había afirmado que «no puede ser que 10 personas te corten una calle y no pase nada», a la vez que solicitó una «normativa de respeto a la convivencia ciudadana». «El corte de calles está penado por el artículo 194 del Código Penal, no hay que inventar nada», aclaró D’Elía.

Según su interpretación, se debería incluir en «los programas de estudio de la escuela secundaria, de instrucción cívica» cuáles son «los pasos que se deben dar cuando uno que es parte de la sociedad tiene un conflicto». «Uno tiene que agotar la vía administrativa, después agotar la vía política y finalmente vienen las medidas de fuerza absolutamente legítimas», detalló en declaraciones a radio Del Plata.

«Creo que la intención de Cristina fue abrir un debate de cómo procesar los conflictos sociales, y ahí debería establecerse un protocolo del manejo de esos conflictos», explicó. «Si alguien corta una calle, por ejemplo, preguntarle si agotó la vía administrativa. En este tiempo lo primero que se hace es la medida de fuerza y esa no es la metodología con que se debe llevar adelante un conflicto social».

Sobre la situación que se vive en Lugano con la toma de tierras, según su impresión el principal factor que llevó a esa toma de terrenos es que «no existe un solo programa de vivienda en la Ciudad», y pidió a al jefe de Gobierno, Mauricio Macri, que «debería reflexionar sobre ésto. La gestión de hábitat popular en la Ciudad es muy malo».

Según expresó, «Macri tiene una política expulsiva con las villas de la Ciudad. La Ciudad que debe contener en su seno a todos los sectores». Además, diferenció las políticas de Nación y Ciudad al declarar que «el Gobierno Nacional ha tenido una excelente política de vivienda popular, programas de emergencia».