Impacto 107.3

jueves 6 de octubre de 2022

Bella Vista: Nubes | Ahora: 13.92°C | ST: 13.85°C

Dólar hoy: | Dólar blue:

«Macri está primero, Scioli quedó segundo y Massa tercero»

El consultor Enrique Zuleta Puceiro reveló este miércoles porcentajes del conocimiento, seguimiento e hipótesis de la opinión pública sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman. En un contacto exclusivo con radio Continental, precisó que en la primera etapa, “el impacto inmediato fue tremendo en la conciencia colectiva”, y señaló que “el 75% de la gente cree que no fue un suicidio, sino una suerte de crimen de Estado”. En el marco del año electoral, analizó que la idea generalizada, a diferencia del 2001, “no es que se vayan todos”, pero sí se exige transparencia a los dirigentes políticos y candidatos.

Según indicó, el impacto inmediato por la muerte de Nisman “fue tremendo”: un 75% de la gente cree que no fue un suicidio, y se agranda la idea de que es una suerte de crimen de Estado; un 99% de la muestra nacional asegura que conoce el caso; un 85% dice que sigue el caso paso a paso a través de los medios; en cuanto a la hipótesis conspirativa, un 60% cree que el Gobierno nacional tiene una responsabilidad en distintos niveles, y un 15% cree que tiene “algún tipo de responsabilidad”.

“Es una braza ardiendo, sobre todo después del incidente de un borrador enviado a la basura por Nisman, más las idas y vueltas y el desgaste de Capitanich que quemó el cajón (rememorando el caso de Herminio Iglesias), porque romper un diario es como haber quemado el cajón, fue un gesto muy violento y autoritario (…) Da la sensación que están a la retirada, que algunas figuras del Gobierno fueron tiradas a los lobos como al soldado Capitanich y al soldado Aníbal Fernández, mientras que a algunos cadetes como Randazzo lo mandaron debajo de una mesa para que se proteja, y a otros como Urribarri lo llevaron a China, como a De Vida y Kicillof, tratando de minimizar el impacto que está produciendo sobre el Gobierno”, analizó el consultor.

Zuleta Puceiro precisó también que la Presidenta bajó 9 puntos en la evaluación de desempeño en una semana y 9 puntos en los apoyos. “Volvió a estar 71 a 29, como en otras oportunidades, pero en aquellos tiempos cuando estuvo tal vez peor, tenía todavía por delante tres años de mandato”, puntualizó en su diálogo con Martín Varela.

Por otra parte, se refirió al impacto en las candidaturas del proceso electoral: “Teníamos tres candidatos empatados técnicamente, con 23-24 y 26 puntos. Scioli queda en 26%, está segundo y no está complicado con el caso Nisman; Macri sube 6 puntos y se coloca a la cabeza en al menos 12 ciudades, y Massa queda tercero”. Para el consultor, la gente hoy no pide “que se vayan todos, porque todos están cuestionados, más bien quieren que haya transparencia y que se elimine la impunidad”. “Afortunadamente para la política, los candidatos son gente tranquilizadora”, opinó.