Impacto 107.3

martes 5 de julio de 2022

Bella Vista: Nubes | Ahora: 19.13°C | ST: 19.11°C

Dólar hoy: $ 132,54 | Dólar blue:$ 257,00

Nito Artaza: Me siento más identificado con Altamira que con Ernesto Sanz

El senador nacional Eugenio Nito Artaza cuestionó la designación de su par Ernesto Sanz como presidente del radicalismo y reclamó un «partido que tenga una proyecto que contenga a los trabajadores y que no se suba al discurso de las corporaciones». «Me siento más identificado con Jorge Altamira (dirigente del Partido Obrero) que con Sanz», ironizó Artaza, en declaraciones a Télam, al opinar sobre el nombramiento de Sanz y anticipó que evalúa abandonar el bloque radical en el Senado y conformar una bancada que también podría estar integrada por otros cobistas, como la senadora por Mendoza, Laura Montero.El senador correntino mostró su disgusto por los pocos lugares que el cobismo logró en la estructura partidaria, tras el plenario de delegados nacionales que esta tarde ubicó a Sanz como presidente del Comité Nacional por los próximos dos años.

Ese sector, obtuvo solo dos de los 15 cargos de la mesa chica partidaria: la secretaría de Coordinación, que estará a cargo de la senadora Laura Montero, quien también presidirá el Instituto de Políticas Públicas; y otra aún sin definir para el diputado puntano Alejandro Cacase.

Artaza acusó a la cúpula radical, dominada por el sanzismo y el alfonsinismo, de ponerle «obstáculos» a la precandidatura presidencial de Julio Cobos, tras el 47 por ciento de los votos que logró en su provincia en octubre, «cometiendo el mismo error que hace dos años».

En el 2011, Cobos se vio obligado a abandonar su proyecto presidencial para los comicios de ese año, ante el apoyo mayoritario del partido a la candidatura de Ricardo Alfonsín, quien se ubicó en el tercer lugar, con el 11,15 por ciento de los votos.

«Hay sectores del partido que no quieren gobernar el país y prefieren seguir con el negocio de ser opositores», sentenció el ex candidato a gobernador de Corrientes, quien reclamó a «un radicalismo que tenga una proyecto que contenga a los trabajadores y que no se suba al discurso de las corporaciones».

«Hay que abrir el partido y cerrar el museo», disparó Artaza y bregó por una UCR que «vuelva a tener un proyecto nacional y popular» que apunte a «resolver las deudas que todavía tiene la democracia», concluyó Artaza.