Impacto 107.3

viernes 9 de diciembre de 2022

Bella Vista: Muy Nuboso | Ahora: 43.63°C | ST: 43.02°C

¿Por qué un sniper del GEOF mató al hombre que tomó de rehén a su ex novia?

Durante casi siete horas, un joven, de 24 años, mantuvo cautiva bajo la amenaza de matarla con un revólver a su ex novia. Intervino el Grupo Especial de Operaciones Federales y lo ejecutó de un tiro en la cabeza.La historia impactó a la sociedad que, durante casi siete horas, siguió por televisión el desarrollo de la escena: un hombre, fuera de sí, mantenía de rehén a su ex pareja en un maxikiosco del microcentro porteño y, en todo momento, amenazaba con asesinarla de un disparo.

Afuera, la Policía y el GEOF negociaban para intentar que el joven, de 24 años, depusiera su actitud. A la par, otro grupo de expertos decidía el modo de actuar ante la intransigencia del agresor, de liberar a su ex pareja. Finalmente, en un asalto táctico, un francotirador del grupo especial de la Policía Federal irrumpió en la escena y disparó a la cabeza del captor y lo mató.

Los testigos afirmaron haber escuchado un disparo de arma de fuego que acabó con la vida del agresor, pero en las primeras horas nadie precisaba si se trataba de un suicidio o del accionar del grupo GEOF.

Minutouno.com pudo saber que, alrededor de las 2 de la madrugada, en un asalto técnico, el francotirador disparó a la cabeza. La decisión estuvo amparada en que las fuerzas de seguridad evaluaron que la vida de la joven estaba «en riesgo» por lo que procedieron en legítima defensa de terceros.

El GEOF, de este modo, se apegó al protocolo previsto para este tipo de situaciones, con la conformación de un comité de crisis.
El incidente había comenzado ayer alrededor de las 19.30 cuando un hombre ingresó con un arma fuego a un comercio, ubicado en al calle Viamonte al 600, y después de un breve intercambio de palabras con la mujer que atendía el establecimiento, quien resultó ser su ex pareja, la tomó de rehén.

Todo acabó con al muerte del joven a manos del GEOF cuando presumieron que el captor, que tenía un arma de fuego calibre 32 y un cutter en su poder, se aprestaba a atacar a la mujer. Intervinieron dos ambulancias del SAME y miembros de la Comisaría 19 de la Policía Federal Argentina, además del grupo GEOF.