Impacto 107.3

jueves 8 de diciembre de 2022

Bella Vista: Nubes Dispersas | Ahora: 25.66°C | ST: 25.38°C

Representantes de holdouts llegaron al país y pidieron «negociación seria» al Gobierno

Autoridades de la American Task Force Argentina (ATFA) dijeron que aceptarían una negociación como la del Club de París y Repsol, en las que se pagó parte con bonos. En un encuentro con la prensa, aseguraron que podrían buscar activos argentinos en el exterior si no llegan a un acuerdo antes del 30 de julio.
Una organización que representa a los holdouts llegó a la Argentina e insistió, una vez más, con el mismo discurso: pidieron al gobierno nacional una «negociación seria», porque si no lo hace, pone al país al borde del default. Si bien funcionarios del Gobierno volverán mañana a los Estados Unidos para reunirse con el mediador entre las partes, Daniel Pollack, la American Task Force Argentina (ATFA) dejó en claro que hasta ahora estas aproximaciones no forman parte de la negociación formal. Para esta asociación, es sólo un «signo positivo».

¿Por qué están en la Argentina? Aunque la organización aclaró que no se sienta a la mesa de negociaciones, este grupo de lobby recibe financiamiento de Elliot Management, titular de NML Capital, uno de los fondos que ganó los juicios en cortes judiciales de los EEUU. «Estamos aquí para sacar los hechos a la luz», especificó Nancy Soderberg, copresidente de ATFA, en un encuentro con la prensa en Buenos Aires del que participó Infobae. El cofundador de la organización y copresidente Robert Shapiro también estuvo presente en la reunión.

Ante todo, Soderberg y Shapiro buscaron reforzar la idea de que los holdouts podrían aceptar un acuerdo como el del Club de París y Repsol, en los que se dieron combinaciones de pagos en efectivo y títulos públicos. En total, el Gobierno deberá pagar a estos bonistas unos u$s1.400 millones. «En esos casos, fueron sumas más grandes», dijeron.

Hace varias semanas, la discusión está centrada en la cláusula RUFO y el stay. La cláusula es una de las condiciones que más preocupan al Gobierno. Si realiza una oferta voluntaria, esta cláusula determina que debería igualarla a los bonistas que entraron en los canjes de 2005 y 2010. Como vence a fin de año, los holdouts aseguraron que están dispuestos a comenzar a cobrar el pago a partir del año que viene. Pero Shapiro volvió a insistir: «Sólo se tomará en cuenta si se negocia antes de fin de mes».

ATFA: «NINGÚN MINISTRO RESPONSABLE NEGOCIARÍA SIN ASESORES.»

El otro tema relevante es el stay o medida de no innovar, que si se restablece el país podría seguir pagándoles a los bonistas que entraron al canje. Una vez más, los representantes de los holdouts aseguraron que considerarían esta posibilidad cuando el Gobierno «se siente a la mesa a negociar».

La Argentina tiene otro frente de conflicto. Durante la reunión con la prensa, ATFA dejó entrever la posibilidad de que los fondos buitre vuelvan a poner la mirada sobre los activos argentinos en el exterior si lel país entra en default técnico. «Si no llegan a un acuerdo, (los holdouts) seguirán haciendo lo que estaban haciendo», enfatizó Soderberg. El antecedente aún está fresco. Hace dos años, el fondo NML había retenido la Fragata Libertad en Ghana por una presentación judicial, pero luego fue liberada.

Fuertes críticas a Kicillof

El desembarco de los representantes de los holdouts en la Argentina no dejó de lado fuertes críticas al ministro de Economía, Axel Kicillof. La organización cuestiona por qué «un individuo como Kicillof está representando a la Argentina si quieren negociar». «Kicillof no tiene capacidad de tener una negociación técnica con el mediador. No es un abogado, y ningún ministro responsable negociaría algo sin asesores», insistió Soberberg.

«Según lo que sabemos, el ministro echó a los abogados y se reunió solo con Pollack durante dos horas. No conocemos qué ocurrió», agregó la copresidente. Y disparó: «Ningún ministro responsable negociaría sin asesores».

La ATFA se mostró ofendida por los discursos del ministro en Naciones Unidas y en la Organización de los Estados Americanos (OEA). Para Shapiro, las declaraciones de Kicillof son «destructivas para el tipo de confianza» requerida entre ambas partes para «extender la negociación» más allá de julio. «Uno esperaría que la resolución final sea técnica, y tiene que haber un elemento real de confianza».

Además, el fundador destacó que el resto de los países sólo apoyó al país en la cuestión de que el pari passu no debería aplicar, no la visión de que la Argentina les debe pagar a sus acreedores. «Ningún gobierno apoyará a otro que dice que les va a pagar a los bonistas y no lo hace. Entonces hay cero apoyo a esta posición», opinó.

Campaña en los medios

Los representantes pidieron reuniones con el gobierno nacional, pero no han recibido respuesta. En su paso por Buenos Aires también buscarán encontrarse con líderes de la oposición y empresarios, pero prefirieron no informar con quiénes se reunirían.

El fondo NML comenzó a hacer declaraciones públicas sobre el conflicto entre el Gobierno y los holdouts durante el último mes, luego de que la Corte Suprema de Estados Unidos decidiera no tomar el caso. El vocero Jay Newman escribió artículos y otorgó entrevistas televisivas a medios del exterior.

El ATFA no dejó que su llegada a la Argentina pasara desapercibida. Las autoridades decidieron publicar solicitadas en medios locales con el título de «Los hechos de la disputa de la deuda argentina», en donde reclaman que «los acreedores de la Argentina están listos para negociar hoy. Los líderes de la Argentina deberían juntarse con sus acreedores en una negociación, y evitar un default catastrófico. Argentina, es hora de negociar».

Como si se tratara de un mundo aparte, el mercado local e internacional descuentan una resolución rápida de esta disputa, porque proyectan que el Gobierno tendrá la misma disposición que con la petrolera Repsol y el Club de París. Para la consultora Econométrica, esto se refleja en el precio de los títulos de la deuda pública.

El Bono Par bajo la legislación de EEUU -con vencimientos anuales entre 2028 y 2038- aumentó un 47% desde inicios de 2013 hasta la actualidad. Y el bono Discount escaló un 63% en el mismo periodo. » Ambos bonos tienen actualmente los precios más altos desde la crisis financiera internacional por los préstamos sub primer en 2007″, aseguró en su último informe.