Impacto 107.3

lunes 26 de septiembre de 2022

Bella Vista: Cielo Claro | Ahora: 13.98°C | ST: 13.44°C

Dólar hoy: $ 152,24 | Dólar blue:$ 287,00

Scioli piensa en su compañero de fórmula y la batalla ya divide al kirchnerismo

Daniel Osvaldo sí, Daniel Osvaldo no. No se trata del debate en Boca Juniors por el delantero del Inter. En este caso, la disyuntiva es por el delantero de La Ñata, algo limitado en sus movimientos futbolísticos, pero extremadamente habil en sus lazos politicos. El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Osvaldo Scioli, es el candidato presidencial del Frente para la Victoria pero no del kirchnerismo. Esa diferencia tácita, con el 2015 encima, está generando inseguridades peligrosas puertas adentro de la Casa Rosada.

Luego del asado de Máximo Kirchner con intendentes del conurbano en la Quinta de Olivos, el kirchnerismo salió a reclutar la tropa dura para tratar de convencerla de que el camino conduce al ex motonauta. Así lo entendió el titular del PJ bonaerense e intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, que en el último encuentro provincial del PJ organizado por él, se encargó que se le rinda la debida pleitecia al sciolismo y, por decantación, a la candidatura a gobernador de Espinoza. En el otro lado se para el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, que está dispuesto a dar la pelea en la interna presidencial.

Según una encuesta de Poll Data, consultados los que votarían en la primaria del FPV, el 54% está dispuesto a votar a Randazzo si este cuenta con el apoyo de la Presidente. Scioli se quedaría con el 34%.

En La Plata afirman que no le temen al hombre de los trenes, pero afirman que una primaria podría debilitar el armado sciolista. Otros creen que de esa manera, Randazzo se llevaría a sus listas a La Cámpora y a la pinguinera de paladar negro y Scioli quedaría con más espacio para el armado de su frente. Lo concreto es que Máximo está convencido que el candidato será Scioli y ya lo dio a entender, pero sin embargo habilitó el desembarco de Randazzo en Río Gallegos hace tres semanas, de la mano de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

El primero en salir a marcar la cancha fue el intendente de Berazategui, Patricio Mussi, que sostuvo que no se siente representado por la conducción de Scioli ni la de Espinoza. A él se sumaron varios intendentes que, en silencio, quieren evitar que el PJ se transforme en un órgano de campaña del sciolismo.

Infobae habló con un ministro de primera línea que confirmó que la interna kirchnerista ya está repercutiendo en las provincias donde no están cerradas las líneas: Chubut, Río Negro, Santa Cruz, Misiones, Corrientes, Mendoza, Neuquen y Catamarca. «Se está trabajando para que el candidato sea Scioli pero el compañero de fórmula será de línea dura», agregó el funcionario.

El gobernador de Entre Ríos y candidato presidencial, Sergio Urribarri, es uno de los más mencionados para formar parte de la fórmula, porque tiene el acompañamiento del resto de los integrantes K de paladar negro. A Urribarri se le suman el ministro de Defensa, Agustín Rossi, y el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez. «Urribarri tiene mucho consenso, sabe que para la presidencial no le alcanza y creemos que debería formar parte de la fórmula. Es gobernador, tiene militancia, tiene manejo», sostiene un ex ministro, ahora focalizado en el armado nacional.

El ministro de Economía, Axel Kiciloff, insiste en la intimidad que está en condiciones de ser candidato a vicepresidente. Infobae confirmó que a Kiciloff le interesa la idea de correrse de un perfil técnico y meterse de manera profunda en el barro de la política. Los intendentes que formaron parte del asado en Olivos, convocados por Máximo Kirchner y que Infobae contó en exclusiva, se fueron de la Quinta con la idea firme de que Kiciloff quiere pisar fuerte. Fue el encargado de cerrar la cena con la explicación económica del proyecto oficial.

Scioli cree que el ministro de Economía no le sumaría votos y lo complicaría con el voto de la clase media pero sabe que el margen de acción que tiene no es mucho. En el ambiente financiero se habla de esa idea, que a medida que se acerca 2015 toma fuerza.

«Las listas de senadores y diputados deberán ser puros. Esa es la forma que tiene la jefa y nosotros de mantener el poder y el control», afirmó el gobernador de una provincia del norte que también debe resolver el frente interno. Esta negociación ya se está dando con la lapicera del secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini.

En el interín, Scioli ya mete a Karina Rabolini en la política bonaerense. ¿Posible candidata a gobernadora?