Impacto 107.3

domingo 3 de julio de 2022

Bella Vista: Nubes | Ahora: 14.11°C | ST: 13.27°C

Dólar hoy: $ 130,69 | Dólar blue:$ 239,00

El odontólogo correntino buscado estaría en Perú

Se trata de Luis Alberto Ayala, de 29 años, quien se encuentra desaparecido desde el pasado 15 de octubre del año pasado. Vivía con sus padres en el barrio Mil Viviendas. El profesional trabajaba en la Unidad Penal Nº 6 de San Cayetano. Sus padres y amigos lo buscaron por tierra y por agua. Nunca se comunicó con nadie.

A 100 días de su misteriosa desaparición fuentes cercanas a la investigación indicaron que Luis Alberto Ayala, el odontólogo del Servicio Penitenciario, estaría radicado en el vecino país de Perú y su salida habría sido por cuestiones personales. No se descarta que haya mantenido en su lugar de trabajo una diferencia con un sector.

La familia del profesional, quien lo buscó desde el primer día, afirmó que entre los rumores de su desaparición supieron que podía estar en aquel país. “Acá la Policía nos dice que no tienen ningún dato para seguir una pista certera”, contó a El Litoral el papá del joven desaparecido.

De acuerdo a los datos obtenidos de fuentes fidedignas y cercanas a las pesquisas se pudo saber que el joven odontólogo estaría radicado en el Perú y presumen que su salida del país se dio a raíz de problemas que estarían vinculados con su vida personal y también a ciertas amenazas.

Tampoco descartan que haya mantenido alguna diferencia en su lugar de trabajo. Luis Alberto Ayala es odontólogo y prestaba servicio en la Unidad Penal Nº 6 de la localidad de San Cayetano.

Por una u otra cuestión el joven desapareció de su hogar y desde entonces no mantuvo contacto con ningún familiar ni amigos ni compañeros de trabajo. Al desaparecer el joven no llevó sus efectos personales. Sus familiares lo comenzaron a buscar por todos lados, al igual que colegas y compañeros.

Se lo buscó por toda la ciudad y por versiones dadas por vecinos se montaron intensos rastrillajes en el barrio Río Paraná. El operativo se realizó por tierra y por agua. Luego se lo buscó por estancias e islas de la provincia del Chaco. Por ningún lado se logró dar con su paradero.

Durante su ausencia los padres del joven pedían en los medios de comunicación por su aparición o que al menos se comunicara con ellos. Las recorridas se realizaron también por el interior provincial y sus familiares viajaron a diferentes ciudades y dejaron pegados carteles con su fotografía.

En comunicación con El Litoral y al ser consultado por la supuesta aparición de su hijo, Amado Ayala contó que “sólo sabíamos por rumores que podía estar ahí, pero nadie nos confirmó nada. En estos momentos no lo buscan más porque la Policía dice que no tiene nada concreto por donde iniciar la búsqueda.

Luis Ayala es de 1,70 metro de estatura, flaco, alto y pesa 75 kilogramos. Su paradero aún se desconoce, pero las investigaciones apuntan que estaría radicado en Perú.