Impacto 107.3

viernes 2 de diciembre de 2022

Bella Vista: Nubes | Ahora: 20.42°C | ST: 20.42°C

Hermana Martha Pelloni: No se que pasó por la cabeza del Obispo Faifer

En la conferencia de prensa de la Red Infancia Robada, la Hermana Martha Pelloni dijo que no entendía que pasó por la cabeza del Obispo de Goya, Ricardo Faifer, al actuar para dejar libre al cura Domingo Pacheco, y que el abogado que gestionó su libertad es un corrupto. “Es muy triste enterarnos de esa noticia, no soy quien para juzgarlo, pero no puedo aceptar jamás que un abusador esté suelto. Sabemos lo que significa que la sociedad lo vea por las calles cuando hubo tanto escándalo por ser miembro de la jerarquía de la iglesia. Tengo mucha pena por lo sucedido”, dijo la religiosa.

Explicó que ella lo contuvo a Osvaldito (el joven que denunció el abuso del cura Pacheco) en el primer momento con sus padres, y que lo mandó a hablar con el Obispo, y que le consta que el Obispo le dijo que hiciera la denuncia, y que mandó todo el informe del abuso, del estado psicológico del sacerdote a Roma, por lo que no se explicaba qué pasó por su cabeza.

También se refirió duramente sobre el abogado, que dijo es más grave lo que hizo al decir que se podía hacer y que hizo el trámite. “Esto quiere decir que el abogado es un corrupto, porque sabe que no puede sacar a un abusador en la forma en que declaró, y que a mi juicio es inimputable (el cura Domingo Pacheco) porque es enfermo. Lo conozco desde chico y sé que es un enfermo. El abogado tiene doble responsabilidad, al igual que la justicia que ordenó la libertad, una vergüenza”, analizó. (Power Noticias)

Nota Relacionada

El conmovedor relato de la víctima del cura acusado de pedofilia

Osvaldo Ramírez relató a un medio televisivo de alcance nacional los pormenores de los abusos sufridos por parte de un cura que recuperó la libertad gracias a la fianza pagada por un obispo «Creo que llegó la hora de hablar y de contar mi verdad, por la cual denuncié y por la cual esta persona estuvo presa desde 2011 hasta hoy en día, que fue liberado luego de que el obispo de Goya haya pagado una fianza», afirmó Ramírez, quien sufrió abusos por parte de Domingo Pacheco, entre sus 15 y 17 años, tras ganar la confianza de sus padres.

Según el duro relato de Ramírez, él pertenecía al coro de la iglesia Santa Rita cuando conoció a Pacheco, quien luego de contactarse con él, pidió hablar con sus padres «para que le firmen el permiso para que mi hermano y yo vayamos a trabajar con él a un proyecto que tenía de trabajar sobre la Biblia en internet. Mis padres confiaron en su condición de sacerdote, tras lo cual vamos con él».

«Cuando empezamos, todo era muy lindo y agradable, hasta que una mañana me dijo que en la pieza de arriba tengo una computadora más rápida», y le dijo a mi hermano que nos vamos arriba a trabajar y ahora bajamos. Y cuando subimos a la pieza, no había ni una computadora y ni bien entramos trancó la puerta y le pregunté qué hace, y me dice no digas nada que va a ser peor, y ahí me tomó por detrás, me apretó, y fue la primera vez que ocurrió esto», relató crudamente Ramírez.

Tras ese hecho, fueron casi dos años de abusos diarios, tiempo durante el cual, según aclara el joven, el sacerdote «era amigo de la familia, compró la confianza de mis padres y ellos así no desconfiaron nada», y aseguró que no hubo comentarios ante sus familiares ya que «él me amenazaba con que iba a ser peor. Y cuando yo le decía que iba a ir preso, me decía que nadie me iba a creer».

Además, denuncia que lo más grave es que la plata de las colectas se utilice para fines como éste, ya que, según sus palabras, el vehículo que fue vendido para poder abonar la fianza fue adquirido con el dinero que habitualmente se conseguía de las colectas.

«La Justicia de Corrientes se comportó bien, pero si el obispo no pagaba la fianza, el abusador seguía en prisión. Sigo creyendo en la Justicia y en Dios, que está en mi sangre, en mi fe», finalizó Ramírez.

El obispado de Goya puso en garantía un vehículo para el cura acusado de pedofilia

Ante la tremenda repercusión mediática el Obispado de Goya emitió un comunicado oficial refiriéndose a la Causa que involucra al Padre Pacheco acusado de pedofilia. Según reza el mismo aclara en el punto 1 que debido a la presunción de inocencia del imputado y habiendo transcurrido más de dos años en prisión sin sentencia se le concedió la libertad. En el Punto dos señala que el Obispado dio en caución un vehículo para garantizar la comparencia del imputado en la audiencia de debate y el último punto afirma que ésta garantía es un acto puntual de misericordia y no implica estar a favor de él.

Comunicado Oficial del Obispado de Goya

A la comunidad católica de Esquina y a las personas de buena voluntad.

Ante las distintas versiones periodísticas del caso de referencia, es oportuno informar y aclarar:

1º- Que la Constitución Nacional y Pactos Internacionales celebrados por nuestro País, garantizan la libertad de un detenido, en razón del principio de presunción de inocencia, habiendo transcurrido más de dos años en prisión sin sentencia. Principio que debe aplicarse en todo caso, en razón de la defensa de los Derechos Humanos. Por esta razón, los jueces competentes concedieron el cese de prisión al Padre Domingo Jesús Pacheco, ante el pedido de su abogado particular.

2º- Que el Obispado de Goya dio en caución ante el requerimiento judicial, un vehículo, a fin de que el Padre Domingo, que resulta imputado en una causa penal, goce de libertad hasta el juicio oral que se celebrará los días 9 al 11 de diciembre del presente año. Dicha caución tiene por finalidad garantizar la comparencia del imputado a la audiencia de debate y quedará sin efecto alguno, una vez que se realice el mismo.

3º- La garantía prestada por el Obispado no implica estar a favor del imputado, y es un acto puntual de misericordia. La culpabilidad o responsabilidad del imputado, la tendrá que determinar la Justicia. Es esto lo que la sociedad y la Iglesia esperan.