Impacto 107.3

sábado 25 de junio de 2022

Bella Vista: Nubes | Ahora: 13.6°C | ST: 13.16°C

Dólar hoy: $ 129,15 | Dólar blue:$ 226,00

Hipertensión pulmonar: la enfermedad de labios azules

En ese contexto, la Fundación Hipertensión Pulmonar Argentina (HIPUA) -con el apoyo de Bayer- lleva adelante una serie de actividades en el Hospital Fernandez y en la Fundación Favaloro en el marco de la celebración del Día latino de Hipertension Pulmonar para concientizar sobre esta patología y brindar apoyo a pacientes y familiares.

Estas actividades se desarrollaran en el marco de la campaña Sin Aliento que está dirigida a sensibilizar tanto al público en general como a la comunidad médica sobre la hipertensión pulmonar (HP) y es desarrollada por la sociedad latina de HP a la que pertenece HIPUA.

La hipertensión pulmonar (HP) es un grupo heterogéneo de enfermedades caracterizadas por un aumento patológico en la presión a nivel de la circulación pulmonar.

Esto provoca que el lado derecho del corazón aumente su esfuerzo para hacer circular la sangre, causando en el paciente un cuadro conocido como insuficiencia cardíaca, y en muchos casos, provocándole la muerte.

Se estima que en el mundo afecta a 25 millones de personas, con una notable incidencia en aumento.

Uno de los tipos de HP que existen es la Hipertensión Arterial Pulmonar (HAP), una enfermedad rara, rápidamente progresiva, discapacitante y mortal.

Afecta principalmente a mujeres entre 30 y 50 años, aunque también pueden verse afectados hombres, niños y ancianos.

De difícil diagnóstico, tiene una prevalencia mundial aproximada de 360.000 personas, mientras que en nuestro país se estiman entre 600 y 800 personas afectadas.

Los síntomas de la HAP no son específicos, siendo esto uno de las principales causas de la demora hasta el diagnóstico correcto.

Alguno de ellos son la falta de aire, mareos, fatiga, desmayos, vértigo, debilidad, dificultad para realizar actividad física, y labios azules.

El retraso en el diagnóstico puede ser de casi 3 años desde el inicio de los síntomas, incluso en países como Estados Unidos.

Según la clasificación Dana Point de la organización Mundial de la salud (OMS), existen cinco grupos diferentes de HP:

Hipertensión arterial pulmonar (HAP).
Hipertensión pulmonar debida a enfermedades cardíacas.
Hipertensión pulmonar debida a enfermedades pulmonares
Hipertensión pulmonar tromboembólica crónica (HPTEC).
Hipertensión pulmonar con mecanismos multifactoriales poco claros.

Solo 1 de los grupos tiene cura potencial: la Hipertensión pulmonar tromboembólica crónica, a través de un procedimiento quirúrgico complejo que se realiza únicamente en centros altamente especializados.

A pesar de que el avance en los últimos 20 años ha sido enorme, sólo existen tratamientos farmacológicos aprobados para uno de los 5 grupos de HP, la Hipertensión Arterial Pulmonar.

Los tratamientos han permitido mejorar la capacidad de realizar actividad física, mejorar los síntomas, e incluso prolongar la sobrevida.

A pesar de esto, sigue existiendo necesidad de nuevos tratamientos destinados a combatir esta enfermedad, que permitan continuar mejorando el pronóstico y la calidad de vida de los pacientes afectados.