Impacto 107.3

viernes 9 de diciembre de 2022

Bella Vista: Algo De Nubes | Ahora: 26.25°C | ST: 26.25°C

Para prevenir dengue pedirán a vecinos vaciar sus piletas

Dos meses antes de terminar el 2013, personal del Ministerio de Salud de la Nación, coordinó en conjunto con la Provincia y el Municipio la toma de muestras de mosquitos Aedes aegypti en localidades de la costa del Uruguay. Entre ellas, Santo Tomé, Paso de los Libres y Monte Caseros.
Los brotes de dengue en países vecinos motivaron que el programa LIRA (Levantamiento de Indice Rápido), se implementara nuevamente en estas ciudades, con una frecuencia un poco mayor a lo estipulado habitualmente.
Ahora, los resultados del muestreo llegaron en primer lugar a Santo Tomé, una de las ciudades correntinas que tuvieron cuatro casos positivos de dengue en años anteriores, y que a fines de 2012 arrojó resultados alarmantes en los mismos relevamientos. En la oportunidad, hace un año, detectaron que existían mosquitos y larvas de Aedes aegypti, en 9 de cada 10 hogares relevados.
Actualmente, las dos campañas anuales de descacharrizado y constantes charlas de concientización, parecen haber colaborado a que ese índice descendiera, aunque desde la localidad admiten que los resultados obtenidos “no son suficientes”.
“Se relevaron 54 manzanas de la ciudad. De ellas, se registraron larvas en unos 65 recipientes, y se encontraron 119 muestras positivas de Aedes aegypti”, confirmó a época Marcos Marelli, responsable del área de Bromatología del Municipio, desde donde se coordinan los operativos de prevención para el flagelo.
“Según estos resultados, se obtuvo un índice de 6 sobre 10, es decir que de cada 10 hogares, 6 tienen mosquitos. Si bien el año pasado el indicador era más alto, ya que era de 9 sobre 10, el resultado no alcanza”, manifestó.
“Tenemos una cifra del 13.6% según el índice Breteau. Pero lo recomendado es llegar al 5%, y para eso todavía falta”, sostuvo.
Este índice es un valor numérico que define el número de insectos en desarrollo que se encuentran en las viviendas humanas por la cantidad del total inspeccionado. Es un índice larval que ayuda a determinar si el problema es extenso dentro de un área o se enfoca a unas viviendas. “A partir de la media del 5% se corre menos riesgo de tener un brote o foco de dengue. Pero también existen casos donde con un índice de 1% se han producido brotes en el país. De todos modos, seguimos en una situación de alto riesgo”, enfatizó Marelli.
Varios factores externos ponen en alerta a los especialistas en el tema: las lluvias en conjunción con el calor, y los brotes en localidades cercanas en el vecino país de Brasil, que se suma al tránsito turístico constante desde y hacia los centros de veraneos cariocas que circulan por la ciudad fronteriza correntina.
“Apenas inicien las clases, volveremos con charlas en las escuelas. Además de implementar descacharrizado, y comenzaremos con recorridas para pedir a los vecinos que vacíen sus piletas, porque son un ámbito ideal para la proliferación de los mosquitos. Se volverá a relevar en marzo, y de nuevo en octubre”, anticipó Marelli.
Mosquitos selváticos
Los relevamientos de LIRA son el indicador a través del cual se están rigiendo sobre todo las localidades que se encuentran en un riesgo mayor de experimentar un brote de dengue. Vale recordar que en Santo Tomé, existieron al menos unos cuatro casos de pacientes que contrajeron la enfermedad. Si bien en todas esas oportunidades se trató de pacientes migrantes, que habían viajado o habían estado en contacto con personas que habían viajado, el riesgo de repetir el brote no es menor.
Cuando repitan, en marzo, la recolección de muestras, buscarán relevar además la presencia de Aedes albopictus, la especie de mosquito que habita en zonas selváticas, y que ya fue detectado en Brasil, a 200 kilómetros de la frontera.
Desde las otras localidades en que se implementó el Lira, como Monte Caseros y Paso de los Libres, no se conocieron aún resultados de los relevamientos.